VOLVÉ CANSADO DE TUS VACACIONES

“LA PRÓXIMA VEZ, HAGO MENOS CIUDADES”

12 junio, 2016 Comments (2) Opiniones de viaje

6 COSAS Y LUGARES DEL MUNDO TOTALMENTE SOBREVALORADOS

Si hay algo que me gusta de viajar es poder comprobar de primera mano lo que el resto te dice que le gusta o lo que hace famosos un lugar, las pastas italianas, la maravillosa torre Eiffel, las tapas españolas, el Big Ben, etc. Pero la verdad es que no siempre todo lo que brilla es oro y muchas de esas grandes maravillas podría decirse que quizás estén un poco sobrevaluadas.

Aclaremos primero que esto es plena apreciación personal y que a muchos les podrán encantar estas cosas, pero sé que algunos van a estar de acuerdo, al menos en algunas.
Es posible que la impresión que tengo de varios de estos lugares tenga que ver con la sobre expectativa que se generan alrededor de cada uno.
El punto de este artículo es poder leer algo distinto sobre estos lugares tan icónicos de los que está lleno de blogs que hablan maravillas.

Y ahora sí, sin más bla bla, pasemos a lo que nos interesa, acá va la lista de estos lugares que no cumplieron las expectativas:

 

Champ Elysees

Champs elyssés

Ok, es una gran avenida y lleva desde el fantástico Arco del triunfo hasta uno de los mejores museos del mundo, el Louvre, pero… es una avenida linda, terminemos con la mística romántica, es una avenida, está llena de tránsito, mucha gente y comprar algo ahí para un bolsillo medio puede ser bastante inalcanzable.
No digo que no hay que recorrerla, vale totalmente la pena, pero tampoco esperen tanto porque es material susceptible de defraudarlos.

 

Café Italiano

El café italiano

Italia es un gran país, lleno de riqueza cultural, arquitectónica y artística, además su gente tan diversa de norte a sur, puede ser muy reconocible para los latinos.
Pero si bien hay famas que Italia se tiene bien merecidas y serán tema de otro post, hay algo que no voy a coincidir, el café.
Me encanta el café, desde muy joven tome mucho café y he tomado cierto gusto por prepararme distintas variedades en mi propia máquina de expresso.
En mi primer viaje a Roma y primera vez en Italia, fui decidido a vivir la fantástica experiencia de disfrutar un clásico capuchino en una plaza romana, me senté en el que me pareció el mejor bar de Piazza Navona y sin medir gastos (por más apretado que fuese mi presupuesto) me pedí un capuchino y me dispuse a vivir una de las mejores experiencias que mi paladar haya experimentado. Minutos después un capuchino perfectamente servido en copa de vidrio se encontraba frente a mí, me tome el tiempo de apreciar cada detalle de su composición a través del vidrio, olerlo, mirar los alrededores y bebí el primer trago… nada… había tomado cientos de capuchinos iguales en tantos cafés de Buenos Aires, quizás había puesto la vara demasiado alta, como cuando te dicen que vas a ver la mejor película del mundo y, obviamente, nunca lo es. Tendré que probar vivir esta experiencia en Colombia, un gran destino que todavía no conozco, para ver si allí sí, consigo vivir esa experiencia que Roma no pudo darme.

 

londres

El Big Ben

Otra ciudad que admito me encanta es Londres, una ciudad llena de vida, la cerveza a las cinco de la tarde, el fish and chips, los museos gratis y mucha oferta cultural que te deja la sensación de que todo el tiempo está ocurriendo algo.
Pero entre todos los atractivos turísticos que posee esta ciudad hay uno que figura en todas las fotos y películas que, en realidad, no posee ningún atractivo para el turista medio, el famosos Big Ben.

Este reloj que adorna la torre del palacio de Westminster, símbolo de la puntualidad inglesa, tiene poco más de 150 años, lo cual no lo hace una de esas antigüedades imperdibles, es una linda torre que adorna un hermoso edificio, pero para los mortales que podemos verlo a cientos de metros, no es mucho más que eso, una torre linda con un reloj, una experiencia para pasarle caminando cerca 5 minutos y continuar a algo más interesante (arquitectos no me odien).

 

roma

La pizza y el “gelato” italiano

Esta es una difícil, es como decirle a los japoneses que hacen mal el sushi y es donde más se nota que todo es cuestión de costumbres y opinión.
Recuerdo la primer experiencia con la pizza, fue en Roma, en una pizzería a algunas cuadras del coliseo, al final de la calle podía verse claramente la imponente estructura de esa maravillosa arena romana. Pedimos una pizza margarita, nuevamente con altas expectativas, unos minutos después una pizza ultra fina con muy poco queso e iguales cantidades de sabores llego a nuestra mesa, el lado bueno, era enorme, el lado malo, todo lo demás. A lo largo de los años tuve la suerte de estar en muchas otras ciudades italianas y la experiencia siempre fue la misma, no tenía que ver con haber caído en un lugar caza turistas (de esos con comida freezada de hace un par de días y donde todo tiene el mismo gusto) sino con la costumbre local. En Argentina comemos la pizza con mucho queso y generalmente media maza, algo muy alejado de los precursores de la pizza, es cuestión de gustos, pero no cambio mi pizza de cualquier lugar de Buenos Aires por una de Italia.

El otro mito que más me ha defraudado es el “gelato”, todavía me indigno al pasar por una heladería que pretende ser gourmet y en lugar de “helado” ponen “gelato” como si eso les diera un status diferencial.
Lo cierto es que toda Europa y el mundo han caído en esta falacia.
Al entrar en una heladería hay una primera instancia que marca el resto de mi experiencia, si el helado es servido con una de esas cucharas que hacen bolitas y el helado se vende por “bochas” en lugar de utilizar el arte que puede verse en cualquier buena heladería artesanal, en la que el heladero ha aprendido el arte de moldear el helado con una cuchara en forma de cono, eso ya mal predispone mi experiencia y lamentablemente es lo que más he vivido, no digo que pase en todas las heladerías italianas, pero si en la mayoría que visité.
El segundo problema, el sabor del helado, y acá corro el riesgo de sonar extremadamente nacionalista (al estilo de muchos norteamericanos que salen a comer hamburguesas con queso por el mundo) pero creo que el helado que ha evolucionado en las heladerías argentinas desde hace muchos años está muy por encima en términos de sabor y consistencia, y mi opinión no es la de ningún maestro heladero especializado, soy solo un catador amateur de helados como cualquier otro =)
No pierdo la esperanza de encontrar una buena heladería en Italia que demuestre que todas las anteriores eran solo malas experiencias.

 

brujas

Brujas

Ok, es toda una ciudad y es difícil decir que toda una ciudad no vale la pena, y en este caso tampoco es así, la ciudad es muy linda y bien merece un día de paseo, pero NADA MAS. Es una ciudad muy chica y se agota muy rápido, planear una estadía de más de un día puede traerte terribles consecuencias depresivas! Para mayores referencias vean la película Perdidos en Brujas que ejemplifica perfectamente en lo que puede convertirse esta hermosa ciudad en más del tiempo aconsejado.

 

La scala de Milan

La Scala de Milán

Milán es una hermosa ciudad con mucha moda, parece una pasarela viviente, muchos negocios, mucha vida, mucha cultura, totalmente recomendable. Pero no todo en esta hermosa ciudad es tan impresionante. El teatro alla Scala de Milán es un lindo lugar en el que su valor es primordialmente simbólico por la cantidad y calidad de las obras que allí se han estrenado de autores como Rossini, Salieri, Bellini y Verdi entre muchos otros.
Donde las expectativas chocan con la realidad es al llegar al edificio, uno se encuentra con un lindo teatro pero que palidece frente a otros grandes referentes, el agitado tránsito de la zona no ayuda a sumarle atractivo tampoco.
Más allá de eso, al ingresar se puede visitar el museo del teatro en el que podrán ver partituras, afiches y vestuarios de estas grandes obras.

 

0

2 Responses to 6 COSAS Y LUGARES DEL MUNDO TOTALMENTE SOBREVALORADOS

  1. Jorge dice:

    Que sorpresa los comentarios de un persona que diga que en su país es mejor todo!

    • Emiliano dice:

      Hola Jorge, gracias por tu comentario! Obviamente se que es una nota polémica como aclaro al principio, pero la intención de la misma no es decir “todo en mí país es mejor” (podría hacer una nota con las críticas del mío) sino más bien poder expresar el lado b, políticamente incorrecto, si, pero una mirada diferente sobre esos lugares tan icónicos. Si todo en mí país me pareciese mejor no me encantaría tanto viajar! 😃
      Ojo! como aclaro en la nota, hay que verlos a todos y cada uno sacar sus propias conclusiones.
      Saludos, chau chau!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas