ESPAÑA, MADRID

CASA LABRA

Hemos tenido la suerte de estar en Madrid varias veces. Y me di cuenta de que inconscientemente, solemos dejar cosas para hacer en una próxima visita, como si necesitáramos una excusa fehaciente para volver una y otra vez. Esa es la única razón que encuentro por la que no fue hasta la última vez que estuvimos en tierra madrileña, que por fin entramos a Casa Labra. Bajando por Callao hacia Puerta del Sol, sobre la calle Tetuan, se encuentra este paraíso del bacalao. Desde la esquina, ya se siente el ambiente. Casa Labra, tiene sus puertas abiertas de par en par y hace de la vereda parte del salón donde se reúnen, tanto turistas como locales, alrededor de algunas tapas del más rico bacalao y un par de cañas.

Loading...

¿Qué tenés que probar en Casa Labra?

Lo primero e imprescindible que deberás probar en una visita a Casa Labra son las tajadas de bacaláo: son pedazo del más suave y jugoso bacalao apanado y frito que se deshace literalmente en tu boca. Se vende por pieza, así que el pedido es a tu hambre y cada una cuesta alrededor de €1,30. Otra cosa: las croquetas de bacaláo: ¡otro espectáculo de la gastronomía española! Y cuestan poco menos de €1 cada una.
Otro recomendado son las empanadillas de ternera: otra locura, del estilo de una empanada pequeña de carne pero con un sabor incomparable. Jugosas y muy livianas. Lo bueno de que todo se venda por pieza es que podés pedir varias cosas ditintas y probar.

Teníamos fotos mucho mejores! Lo juro! y eran muchas!! Pero como ya dije en otro post, este fue el viaje en me robaron el teléfono. No, no tenia back up

Barra, mesa, cuándo pago: ¿cómo es el sistema en Casa Labra?

Podés comer de parado en la barra o sentarte como en un restaurante cualquiera. Si elegís la primer opción, tenes que entrar, acercarte a la caja, hacer tu pedido y pagar por él. Ahí mismo te lo sirven. Es todo muy rápido. La bebida la pedís y la pagas en la barra de enfrente. Hecho eso, solo resta encontrar un lugar en la barra donde acordarse y disfrutar. También puede ser en las mesas que están al frente de Casa Labra. Y si lo de la picar algo de parado no es lo tuyo, por un pequeño costo de servicio de mesa, podes sentarte en el salón y elegir alguno de sus platos más elaborados que uno de esos mozos de ley te servirá en tu mesa. La carta no es muy amplia y para nosotros eso es un gran acierto. Son especialistas en lo que son especialistas.

Además de ser un lugar muy tradicional en Madrid, con total convicción, me atrevo a decir que si sos de los que cuando viaja, disfruta del turismo gastronómico, Casa Labra, no debería faltar en tu lista de cosas para hacer en una visita a Madrid. Desde ya, no faltará en el nuestro la próxima vez que la visitemos.

Loading...

Previous ArticleNext Article
Bárbara
Soy fan de la canela y de Messi, de los viajes, la música y el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *