DESTINOS, EUROPA, RUSIA

COMEDORES TIPO SOVIÉTICOS EN RUSIA, ¡TENÉS QUE IR!

El Kremlin, el Museo Hermitage, el Palacio de Catalina, La Catedral de la Sangre Derramada y el Mausoleo de Lenin, son solo algunos de los llamados “imperdibles” en una visita a Moscú y San Petersburgo. Pero creemos que a esa lista, hay que sumar si o si, comer en alguno de los auténticos comedores soviético.

IMG_20170718_094639_CON MARCA
Un comerdor en San Petersburgo, donde desayunamos antes de ir al Hermitage

¿Qué son los comedores soviétivos?

Durante la época comunista, aparecieron muchos restaurantes modestos y accesibles para el bolsillo, denominados Comedores Proletarios. (Vale aclarar que dependiendo del país, varía la denominación. Por ejemplo en Polonia, les llamaban/les llaman, LECHERÍAS o BARES DE LECHE). De diseño serio y para nada pomposo, eran (y algunos siguen siendo) un simple bufé, donde cada uno se servía lo que quería en una bandeja y pagaba en la caja al final, antes de sentarse a comer. Este tipo de restaurantes fueron desapareciendo de a poco durante la década del 90 con la caída del comunismo, pero algunos de ellos sobrevivieron y se mantuvieron fieles a las viejas tradiciones. Es por eso que hoy en día y sin necesidad de contar con una maquina del tiempo, tanto en Moscú como San Petersburgo, podés vivir la experiencia de comer en alguno de estos lugares tan particulares. Vale aclarar que también hay algunos de aspecto moderno, que tomaron el concepto, pero no la apariencia clásica. De cualquier modo, la mecánica es igual en ambos casos.

? CÓMO ES LA MÉCANICA EN LOS COMEDORES SOVIÉTICOS

1)Agarrás una bandeja, plato y cubiertos
2) Elegís lo que querés comer y tomar (podés señalar, lo cual es un mecanísmo de supervivencia completamente impresindible en Rusia)
3) Pagás (¡ojo! porque a pesar de que Rusia es absolutamente “débito y crédito friendly”, este tipo de lugares suelen ser “SOLO EFECTIVO”)
4) Elegís un lugar, te sentás y disfrutas de una riquísima comida.
IMG_20170716_134153_CON MARCA
Este comedor es parte de una cadena de comedores desperdigada por San Petersburgo y Moscú

¿Porqué hay que visitar un Comedor Soviético?

La primera razón por la que creemos que no deberías dejar de vivir la experiencia de comer en un comedor soviético, es porque esta clase de restaurantes te permitirá conocer un poco más algo de la historia que leemos en los libros. La segunda razón, es porque es una buena oportunidad para conectarse y mezclarse con gente local. Tanto en la época comunista como ahora, es muy común ver el contraste de clases sociales que se sienta a comer en este tipo de restaurantes. La tercera razón, es porque vas a tener la posibilidad de probar variedad de platos locales (muchos de ellos, sin saber que son por supuesto).

collage_CON MARCA
En Rusia varias de neustras comidas fueron en comedores soviéticos de todo tipo: de los más modernos hasta en los más tradicionales

La cuarta razón es que los comedores soviéticos son restaurantes súper económicos. Y cuando decimos “económicos” decimos realmente muy baratos. Es una alternativa perfecta si andas con un presupuesto ajustado. Podés hacer cualquier de las cuatro comidas por unos muy poquisimos rublos. Y la última de las razones por las que creemos que debes visitar al menos un comedor soviético es porque muchos de ellos estan abiertos las 24 horas (vas a ver el cartel que dice “24 часа”) Podrás ir en cualquier momento del día o de la noche, al menos a conocerlo.

¿Dónde están los comedores soviéticos en Moscú y en San Petersburgo?

Estan por todos lados. Los vas a identificar fácil, pero acá van un par de opsiones que probamos en Moscú y en San Petersburgo para que tengas agendadas.

Comedores Soviéticos en Moscú

Stolovaya 57. Aunque el brillo y la fastuosidad de las Galerías Gum te encandilen, creeme que en el tercer piso encontrarás uno de estos lugares donde comer rico, típico y barato. Es de los más clásicos: salón alfombrado, mesas de madera antiguas, una decoración quedada en el tiempo y la típica matrona atendineo del otro lado del mostrador, vale la pena visitarlo.

Mu Mu (My-My). El local de la vaca. Es de los modernos. Se pierde un poco lo de la experiencia de viaje en el tiempo, pero la comida es rica y variada. Tiene muchas sucursales desperdigadas por el centro de Moscú (en la calle Arbat hay uno muy grande y cerca de la Plaza Roja hay otro).  Un dato respecto a la bebida: nada de Coca-Cola. Vas a encontrar jugos y bebidas varias a base de cola y frutas. Animate a probar. Nosotros elegimos a ciegas y aún hoy no podemos saber si lo que tomamos tenía alcohol o no.

Comedores Soviéticos en San Peterburgo

Stolovaya # 1. Vas a encontrar varios alrededor de la ciudad (hay por lo menos dos sobre la Avenida Nevsky). Alfombrado, con pantallas que proyectan películas de Chaplin y con una gran variedad de comida tradicional, es de los que mantiene el aspecto más típico. Es todo barato, pero sobre todo la bebida (incluso más barata que en los supermercados).

Stolovaya u Admiralteyskoy. Con un salón no muy grande, esta muy cerca del Museo Hermitage. Podés desayunar, almorzar o cenar por muy muy poca plata.

En mi opinion, no podés dejar de visitar al menos alguno de estos restaurantes y vivir la experiencia en la que se mezclan rostros y realidades, al igual que en el pasado comunista.

Previous ArticleNext Article
Soy fan de la canela y de Messi, de los viajes, la música y el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *