ITALIA, NÁPOLES

QUÉ VER EN NÁPOLES

Nápoles es una ciudad muy controversial.
Yo, me atrevo a decir que Nápoles, es un imprescindible de Italia.
Si querés saber porqué para nosotros, Nápoles es uno de los imperdibles de este Universo (y de los Universos por descubrir) y qué es lo que tenés qué ver en Nápoles, dale una mirada a este post y llegá a la ciudad que idolatra a San Genaro y a Maradona, sabiendo por dónde empezar.

¿Ya elegiste tu alojamiento? Nosotros te ayudamos con las mejores zonas donde alojarse en Nápoles y las que tenés que evitar.
QUE HACER EN NAPOLES

Hay quienes dicen que si querés conocer la Italia más genuina de todas, tenés que viajar a Nápoles. Y no puedo estar más de acuerdo con eso. Pero, ¿qué es lo que la hace tan especial? Lo apasionado de su gente, lo frenético de sus calles, la pizza, el Vesubio siempre amenazador y sus barrios de película italiana de los 70, son solo algunas de las cosas que la diferencian de cualquier otra ciudad del mundo.

💡 Nápoles, es una de las entradas más importantes a la Costa Amalfitana.
A Nápoles, podés llegar en barco, en tren, en bus o en avión y desde allí, conectar fácilmente con Sorrento, Capri, Ischia, Amalfi, Pompeya, y muchos otros destinos de la Costa Amalfitana.
Si querés saber cómo recorrer la Costa Amalfitana, te ayudamos con un post muy completo con información útil sobre cuál es la mejor forma de moverse, dónde hacer base, qué ver, ¡y mucho más!
QUE HACER EN NAPOLES

QUÉ VER EN NÁPOLES

Plaza del Plesbicito

Por algún lado hay que empezar, y me parece que lo ideal es arrancar por uno de los lugares más interesantes que ver en Nápoles: la Plaza del Plebiscito.
¡Es inmensa e imponente! Es la más grande de Nápoles y, podríamos decir, que es el mismísimo centro turístico de la ciudad. De hecho, desde aquí, podrás conectar con muchísimos de los lugares que visitar en Nápoles.
En los alrededores de la plaza, se encuentran la Basílica de San Francisco de Paula, el Palacio Real y el Palacio de la Forestaría.
Por su tamaño y su ubicación, la Plaza del Plebiscito, suele ser sede de conciertos y espectáculos al aire libre (¡ojalá tengas suerte y puedas disfrutar de alguno de ellos!)
Es una zona muy segura y está siempre repleta de turistas, tanto de noche como de día.

LA PLAZA DEL PLESBICITO DE NAPOLES
La Plaza del Plesbicito desde una de sus entradas

Palacio Real de Nápoles

Desde la Plaza del Plebiscito, vas a ver el Palacio Real. Ahora bien, si tu estadía en la ciudad, es de más de 1 día (lo cual recomendamos), algo que no podés dejar de ver en Nápoles, es el interior del Palacio Real.
Construido a principios del siglo XVII,  fue la residencias principal de los virreyes españoles y austríacos y de los reyes borbones.
Si decidís entrar y hacer la visita, podrás tener acceso a los Apartamentos Reales, en los que encontrarás muebles y objetos originales.
Algo para destacar: la escalinata de mármol de acceso al edificio, ¡es impresionante!
Hay quienes comparan la belleza del Palacio Real de Nápoles con la del Palacio de Versalles. Vos sacarás tus propias conclusiones pero la verdad es que realmente vale la pena visitarlo.

UN IMPERDIBLE DE NAPOLES
Palacio Real de Nápoles

💡 HORARIOS Y PRECIOS DEL PALACIO REAL DE NÁPOLES

Está abierto todos los días (excepto los miércoles) de 9 AM a 8 PM.
Para poder recorrerlo sin correr, lo ideal es dedicarle, por lo menos, 2 horas.
La entrada general cuesta €6, pero el primer domingo de cada mes, es gratis.

Galería Umberto I

Otro de los lugares que sin duda tenés que ver en Nápoles, es la Galería Umberto I.
Es una galería en la que encontrarás muchas tiendas y restaurantes.
Pero su encanto, va más allá de lo comercial y no importa si vas en plan ahorro y no tenés intenciones de hacer compras o sentarte a comer algo.
La visita a la Galería Umberto I, vale la pena por su bellísima arquitectura, la que combina vidrio y hierro trabajado de forma maravillosa con techos altos. Levanten la cabeza: ¡la cúpula es increíble!
La Galería Umberto I, tiene forma de cruz y en el centro hay una gran plaza octogonal, desde la que podrás ver los 4 pasillos que conforman la galería. Tiene varias entradas, una de ellas por Vía Toledo.

NAPOLI ITALIA

Via Toledo

La Via Toledo, es una de las arterias comerciales más importante de Nápoles. Podés llegar muy fácilmente desde la Plaza del Plebiscito.
Son 10 cuadras en las que encontrarás muchas tiendas de moda y suvenires, lo que la convierte en una muy buena zona donde hacer compras en Nápoles.
También, vas a encontrar muchos bares, restaurantes y lugares donde podrás comer de pie y al paso.
De alguna manera, la Via Toledo, es una de las áreas que representa algo del caos napolitano. Está siempre repleta de gente y de vehículos, que si no prestas atención, te pasan por encima. Así que a disfrutarlo con paciencia y cuidado, porque sin dudas, es una de las zonas que ver en Nápoles.

💡 DATO PARA COMER BARATO EN NÁPOLES

Nápoles es barato en general, pero en las calles cortitas y estrechas que se desprenden de Via Toledo, encontraras muchos lugares que venden pizza al paso, a la mitad de precio que  sobre la Via Toledo.

Castel Nuovo

Es una fortaleza medieval renacentista ubicada muy cerca de la Plaza del Plebiscito y sin duda es una de los lugares imperdibles que ver en Nápoles, aunque sea desde afuera.
Si estás con tiempo (y con algo de presupuesto para destinarle), podés entrar y visitarla por dentro, donde actualmente, funciona el Museo Cívico.
Está ubicado muy cerca del puerto y de la estación de tren Garibaldi.
La entrada cuesta €6, y al igual que muchos otros monumentos napolitanos, es gratis el primer domingo de cada mes.

QUE VER EN NAPOLES
El Castel Nuovo visto desde atrás

Barrio Español (Quartieri Spagnoli)

Si realmente querés conocer Nápoles, no podés dejar de visitar el Barrio Español.
El Barrio Español, está ubicado, entre la Plaza del Plebiscito y la Plaza Dante, a un costado de la transitada Via Toledo.
Vale la pena darse una vuelta y caminarlo, porque aquí es donde habita la esencia más napolitana de todas.
Lo que lo caracteriza: calles estrechas y ruidosas, paredes grafitadas, ropa colgada en las ventanas y puestos callejeros

NAPOLES TURISMO
El carácter y la personalidad del Barrio Español

Las calles mas cercanas a la Via Toledo son muy agitadas. Aquí, los peatones compiten con las miles de motos veloces que zigzaguean buscando hacer su propio camino. Sabé, que las leyes de tránsito son un poco relativas en esta zona. Pero conforme vas metiendote más en el barrio y subiendo la pendiente, las calles, empiezan a volverse más tranquilas y empieza a aparecer cada vez más la imagen estereotípica de Italia.
Lo más aconsejable es visitarla de día,
porque por la noche, es una zona bastante oscura y poco amigable. Esa es la razón por la que no es recomendable alojarse en esta área de Nápoles.

Museo Arqueológico de Nápoles

No muy lejos del Barrio Español, encontrarás el Museo Arqueológico, uno de los museos más importantes que ver en Nápoles (sino el más importante).
Aquí están muchos de los tesoros que se extrajeron de Herculano y Pompeya: frescos, mosaicos y objetos únicos.
Entre los mosaicos romanos procedentes de Pompeya que podrás ver en el museo, el más importante, es el de la Batalla de Issos, que representa una batalla en la que Alejandro Magno trataba de llegar a Darío para capturarlo. Este mosaico cubría la Casa del Fauno de Pompeya y es sumamente importante porque es una de las representaciones más claras de Alejandro Magno que llegó hasta nuestros días

VISITA EL MUSEO ARQUEOLOGICO DE NAPOLES
El Museo Arquelógico de Nápoles, un poco fuera de foco

También podrás ver pinturas y esculturas, de alto contenido erótico (algunas pertenecieron a los burdeles de Pompeya y Herculano).
Otra de las cosas que hace del Museo Arqueológico, uno de los más importantes de la ciudad, es la Colección Farnesio: un conjunto de esculturas de la Antigua Grecia y Roma.

💡 PRECIOS Y HORARIOS PARA VISITAR EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE NÁPOLES

La entrada general cuesta €15 (si, cara).
Para ciudadanos de la UE, de entre 18 y 25 años, el precio de la entrada es de €2. La entrada es gratuita el primer domingo de cada mes.

El Mercado Pignasecca

Muy cerca de Plaza Dante, a pasos de Via Toledo, encontrarás el Mercado Pignasecco.
Acá, es donde los napolitanos hacen sus compras: se vende principalmente queso, pescado y pastas. Todo muy fresco.
Además, es una buena zona para aprovechar y picar algo de pasada, para luego, seguir andando.
Así que, si andas de caminata por la zona, es un lindo lugar para sumar, a la lista de qué ver en Nápoles. Aunque sea una breve pasada, vale la pena.
Eso si: está abierto los viernes, sábados, domingo y lunes desde las 7 AM hasta las 3 PM

Basílica de Santa Clara

La Basílica de Santa Clara es de estilo gótico, fue construida entre 1310 y 1340 y es uno de los monumentos religiosos napolitanos, más importantes.
Es un complejo compuesto por un monasterio que tiene cuatro claustros, excavaciones arqueológicas y un museo (cuyo principal atractivo son algunos restos de pinturas de Giotto.)
Uno de los principales atractivos de Santa Clara (por no decir EL principal), son el claustro grande y sus bellos jardines.

💡 INFORMACIÓN ÚTIL SOBRE LA BASÍLICA DE SANTA CLARA

La entrada a la Iglesia es gratuita, aunque para entrar a visitar el Claustro, deberás pagar una entrada general de €6.
La Basílica, se puede visitar todos los días de 7:30 AM a 1 PM y de 4:30 PM a 8 PM.
El Complejo de Santa Clara está abierto de lunes a sábado de 9:30 a 6 PM y los domingo de 10 AM a 2:30 PM (¡Pero ojo! Porque la última entrada suele ser alrededor de las 5 PM).
BASILICA SANTA CLARA

Castel Dell´Ovo (Castillo del Huevo)

Es un castillo de piedra que, aunque fue renovado varias veces, la primera estructura data del siglo XII. Fue sede del poder de griegos y romanos durante varios siglos.
Si bien no es un de los atractivos más interesantes que ver en Nápoles, vale la pena visitarlo principalmente, para contemplar desde allí las bellísimas vistas del Golfo de Nápoles.
Lo que le suma un puntito, es que la entrada es gratuita y se puede visitar de lunes a sábados de 9 AM a 6:45 PM.
Además, dentro del Castillo funciona el Museo de Prehistoria, en el cual se exponen obras sobre las antiguas civilizaciones que vivieron en la zona. ¡Ojo! Porque esto si tiene un costo. El precio de la entrada varía dependiendo de la exposición.

Catedral de Nápoles

En Nápoles hay más de 400 iglesias, pero ninguna tan especial como la Catedral de Nápoles. Lo que la convierte en uno de los monumentos religiosos más importantes de la ciudad es la mezcla de estilos arquitectónicos. De afuera, tiene rasgos claramente góticos, pero cuando entras, te encontrás con un estilo principalmente barroco.
En su interior se encuentra el Tesoro de San Genaro.

CATEDRAL DE NAPOLES
La bella Catedral de Nápoles

Pero en un destino como este, no todo se trata de qué ver en Nápoles, ¡Hablemos un poco de qué comer en Nápoles!

COMER EN NÁPOLES

Para conocer realmente un destino como Nápoles, no basta solo con caminar la ciudad completa mil veces y tachar de la lista los imprescindibles que alguien dijo que tenés que visitar.
Para conocer verdaderamente Nápoles, tendrás que usar los cinco sentidos.

LOS IMPERDIBLES DE LA GASTRONOMIA NAPOLITANA

Me atrevo a decir que no habrás conocido realmente Nápoles si no incluís en tu lista de imprescindibles, saborear los manjares de los que, los napolitanos, están tan orgullosos.
Nápoles te invita a saborearla constantemente.
En la calle, de parado, al paso, con más tiempo o con menos tiempo. Todo momento es un buen momento para comer en Nápoles y siempre habrá dónde hacerlo.
Las tiendas y los puestos callejeros están uno al lado del otro a la orden del día. La oferta es enorme y constante. En Nápoles, siempre es un buen momento para picar algo.

Comer en Nápoles es parte de la experiencia de conocer a su gente, de entender su euforia y su entusiasmo. A los napolitanos les apasiona la comida y a mí me apasiona la comida napolitana.

La sfogliatella

La sfogliatellaes el ícono de la pastelería napolitana y si bien hay algunas pastelerías que son reconocidas por hacer las mejores sfogliatella de Nápoles, la encontrarás muy fácilmente en cualquier pastelería de la ciudad.

COMER LA SFOGLIATELLA EN NAPOLES
¡Acá, aún no la habían espolboreado con azucar impalpable!

La sfogliatella, es un dulce (como una factura o un bollo) de una masa muy finita de hojaldre muy crujiente, relleno de una crema muy liviana.
Las más clásicas están rellenas de ricota y fruta confitada. Hay algunas variedades que no llevan la fruta, pero si frutas secas y están rellena de crema pastelera. Suele servirse tibio y espolvoreado con azúcar impalpable encima.
El precio de la sfogliatella, ronda entre €1 y €2.
Sin dudas, es algo que tenés que comer en Nápoles.

💡  LAS MEJORES SFOGLIATELLAS DE NÁPOLES

¡Ya dijimos que entren en cualquier pastelería y que la prueben!
Pero si andan cerca de alguna de las que marcamos en el mapa, no importa la hora, no duden en entrar probar alguna de las mejores Sfogliatellas de Nápoles👇👇👇👇👇👇

La Pizza

¿Qué comer en Nápoles? Pizza, pizza, y un poco más de pizza.
Ir a Nápoles y no probar la pizza es como ir a Paris y darle la espalda a la Torre Eiffel, o ir a Londres y no contemplar, aunque sea de lejos, el Big Ben.
En Nápoles, la Pizza es patria, cultura, tradición, pasado y presente.
En Nápoles, la pizza, se come de parado en la calle, o sentado con tiempo y tranquilidad, por porción, entera, frita, al horno… Como sea. Se come pizza.
Incluso, hay un barrio completo dedicado a las pizzerías. Hay una al lado de la otra y están repletas de gente a toda hora.

COMER PIZZA EN NAPOLES

En Nápoles, la pizza es finita pero de bordes altos.
Lo más común es que las personas piden una pizza por persona.
Son grandes, pero al ser tan delgadas, no son para nada imposibles de comer.
La técnica para comer la pizza como un verdadero napolitano: se dobla como un pañuelo y se come con la mano.
Lo napolitanos más religiosos, consideran que, la pizza, solo puede ser Margarita (de tomate, mozzarella y albahaca) o Marinara (tomate, aceite de oliva y mucho ajo), por ende son los sabores que te recomendamos fuertemente que pruebes.

Comer en Nápoles es toda una experiencia y es barato. Prepárate para volver con 1 o 2 kilos de más, porque no importa todo lo que camines, en Nápoles, se come mucho y rico.

💡 ANTICA PIZZERIA DA MICHELE

Hay muchos lugares dónde comer buena pizza en Nápoles. Pero uno de los más recomendados es La Antica Pizzeria Da Michele.
Podés llegar a esperar 100 números. Así que mucha paciencia.
Esta es una de las pizzerías que solo sirve pizza Margarita y Marinara. Ninguna otra.
Podés pedirla para llevar o comerla en el salón.
La pizza cuesta €4.
COMER EN NAPOLES
Siempre hay mil personas esperando en La Antica Pizzeria Da Michele

NÁPOLES Y ALREDEDORES: QUÉ VISITAR CERCA DE NÁPOLES

Visitar Sorrento

Ya dijimos, al principio de este post que Nápoles, está muy bien conectado con muchos destinos interesantes de la Costa Amalfitana.
Sorrento, es uno de ellos. Es un pueblo de pescadores muy bello donde podrás hacer algo de playa, comer rico y pasear por sus callecitas estrechas.

¿Querés saber qué ver en Sorrento? Escribimos un post completísimo que creemos que puede serte útil para que aproveches tu escapada al máximo.
QUE VER EN NAPOLES Y ALREDEDORES
La Marina Piccola de Sorrento

En poco menos de una hora y media, podés ir de Nápoles a Sorrento, en la temible Circumvesuviana. Otra opción es alquilar un auto, ir en bus o en ferry.

Sorrento, es uno de esos destinos que si bien se puede recorrer perfectamente en un día (por sus dimensiones), es un punto estratégico donde hacer base si estás pensando cómo recorrer la Costa Amalfitana.

Visitar Pompeya

Otro de los destinos que podés visitar muy fácilmente desde Nápoles, es Pompeya.
Te diría que es uno de los imperdibles si pensás viajar a Nápoles.

En el año 79, el Vesubio hizo erupción y Pompeya, una antigua villa romana, quedó sepultadas por completo bajo las cenizas.
La erupción del Vesuvio soprendió a los habitantes de Pompeya, dejando gran parte de la población, enterrada.

VISITAR POMPEYA
Pompeya

Lo paradójico es,  que lo que terminó con la vida de miles de personas, es lo que mantuvo tan bien conservado hasta nuestros días. Viajar a Pompeya es como viajar en el tiempo.

Si te estas preguntando como ir de Nápoles a Pompeya, sabé, que la línea de tren Circumvesuviana te deja prácticamente adentro de las ruinas (bueno, no tanto, pero casi). La estación en la que te tenés que bajar es Pompei Scavi El trayecto dura aproximadamente 35 minutos.

💡 COMO IR DE NÁPOLES A POMPEYA, UN TRUCO PARA TOMAR LA CIRCUMVESUVIANA

Para evitar las grandes concentraciones de gente, un buen truco, para conseguir asiento es tomar la Circumvesuviana en la estación Napoli Porta Nolana (en vez de tomarlo en Garibaldi, la estación central). Es la primera estación del recorrido. Así, tendrán más chances de conseguir asientos vacíos y llegar a Pompeya con las piernas descansadas listas para andarla completa.
NAPOLI ITALIA
Alguna calle cualquiera de Nápoles

Nápoles es ruido, es el caos de una ciudad atestada de vehículos que andan rápido, es historia, son sabores y es un rezo a Maradona.

De Nápoles no se podrá decir jamás que no tiene personalidad
. Tiene tanta personalidad que o la amas, o la odias. No suele haber un punto medio.
Es una ciudad para disfrutarla con los cinco sentidos a pleno.

Si estás en duda sobre si incluirla o no en tu itinerario, nosotros solo podemos decirte que conocer Nápoles, es conocer las raíces de la Italia verdadera.

Vos, ¿ya anduviste por Nápoles? ¿Qué nos faltó en este listado de qué ver en Nápoles? ¡Contanos!

Post anteriorPost siguiente
Bárbara
Soy fan de la canela y de Messi, de los viajes, la música y el cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *